Archivo de la categoría: UMH

“Aprendí la a, la b, me enseñaron las sílabas… y ya puse mi nombre”. Chefa y el estremecimiento de cada día

Estándar

Letrita por letrita… ése fue, para mí ése fue mi nacimiento

Benditos sean esos días en los que pasa algo que nos estremece. A veces llega por sorpresa, otras se ve venir. Hoy ha sido una mezcla de ambos. Lo escuchas con algo más que los oídos, y de repente la piel reacciona, se eriza, se empañan los ojos. Lo sientes, sientes a la persona y su emoción. Con ella te mueves tú también.

El estremecimiento de hoy tiene nombre de mujer. Josefa, o Chefa, una de las bolivianas que ha participado en el proyecto de educación a distancia a través de la radio puesto en marcha por la Red ACLO y Entreculturas hace algunos años en comunidades del sur de país. Esta mañana, Mario Luis Huayta, uno de los responsables de estos programas “El maestro en casa”, ha venido a compartir su experiencia, la experiencia de la radio transformadora, la que abre mundos y cambia pequeñas realidades, con los alumnos de tercer curso de Periodismo UMH.

Con él y con Denayira Hernández, técnico en comunicación de la ONG, hemos hablado de comunicación para el desarrollo y de cambio social, una asignatura pendiente en los planes de estudio de esta licenciatura que, precisamente hoy, celebraba también el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Pues bien, en Periodismo UMH lo hemos celebrado a nuestra particular manera, con los pequeñitos, que son los que, al final, encierran las grandes lecciones. Como Chefa. ¿Os podéis imaginar, tuiteaba emocionada, lo que puede sentir una mujer cuando, a los 68 años, escribe por primera vez su nombre? Ella lo dice bien claro, antes vivía en la oscuridad. Las palabras nos traen la luz. Son poquitas las letras y cuántos los mundos en sus posibles combinaciones. Hasta uno mismo. Mi nombre. Me escribo. Soy yo. Hoy me parece que no hay ejemplo mejor ni más claro de lo que es el empoderamiento.

Gracias, Chefa.

Aquí podéis escuchar a Chefa contando su vida

Unas breves reflexiones a modo de entrevista

Estándar

Desde que a mediados de diciembre el compañero Miguel Carvajal me invitara a dar una rueda de prensa como portavoz de Amnistía Internacional para sus alumnos de segundo de Periodismo se han sucedido unas cuantas llamadas y peticiones de entrevistas para ayudar a los chicos y chicas con sus prácticas, fundamentalmente, para reportajes de tema ONG o derechos humanos. Pero esta semana recibí una propuesta distinta, muy interesante. @LilMuse92, como es conocida en Twitter la intrépida Bea Lara, me envió un pequeño cuestionario para un repor sobre perfiles profesionales en el que está trabajando. Os comparto aquí las respuestas. ¡Gracias, Bea, he disfrutado respondiéndolas!

Pregunta. ¿Dónde te formaste? ¿Consideras importante lo aprendido en la universidad para el desempeño de tu trabajo, o realmente lo aprendiste todo trabajando?

Respuesta. Estudié Periodismo en el campus de Elche de la Universidad Cardenal Herrera-CEU, formé parte de la primera promoción que se licenció en la ciudad, lo cual tiene sus ventajas y sus inconvenientes, tanto en lo que respecta a la formación académica como a la práctica. En mi caso, tuve la suerte de estudiar becada durante toda la carrera y de hacer prácticas desde primero. Antes de acabar ya estaba trabajando contratada en el diario Información de Elche por lo que fui combinando ambos mundos, más alguna pequeña incursión en el terreno de la investigación.

Respecto a la segunda cuestión, yo soy una defensora acérrima del paso por la universidad. Es cierto que el periodismo tiene una dimensión importante de oficio, de carácter técnica, pero no hay que perder de vista que trabajamos con información, somos los responsables de hacer entender al resto de personas lo que pasa en el mundo, desde lo local a lo internacional, y eso entraña una gran responsabilidad. El periodista, en mi opinión, tiene que tener, como se dice coloquialmente, “la cabeza bien amueblada”, una formación de base sólida, humanística y, a ser posible, especializada en aquellas áreas que sean de su interés. La Universidad nos enseña a pensar, a ser críticos, disciplinados en nuestro trabajo e, incluso, diría yo, nos ayuda a conocernos mejor. El periodista tiene que ser curioso por naturaleza y no se me ocurre un lugar mejor para saciar esa curiosidad, para aprender, para entender qué es esto de la comunicación que la universidad. Creo que es el mejor espacio para comenzar a forjar nuestro propio perfil, nos permite experimentar, aprender. Si todo lo tuviéramos que aprender trabajando seríamos unos profesionales mucho más limitados, casi clónicos.

Lee el resto de esta entrada