Yoga para curar el trauma de la violencia sexual… en Ruanda!

Estándar

Ya se sabe. Las mujeres y las niñas son uno de los grupos que más sufre las consecuencias de las guerras y los conflictos armados, y las sufren en su propio cuerpo… aunque las heridas son de ésas que trascienden la frontera de lo físico. Se calcula que durante el genocidio de Ruanda entre 250.000 y 500.000 mujeres fueron violadas. Muchas de ellas quedaron embarazadas, otras contrajeron el VIH a consecuencia de las agresiones sexuales y muchos de los hijos e hijas de la guerra nacieron con el mismo estigma. ¿Cómo ayudarlas a superar el trauma de la violencia sexual, la memoria del horror del que fueron testigos? Project Air es una ong norteamericana que ha encontrado una fórmula novedosa que está dando unos resultados espectaculares: el yoga. Por primera vez el yoga forma parte del programa de intervención médica de una ong en zonas de conflicto y postconflicto; y su valor es tal que hasta la ONU ha reconocido públicamente la utilidad de esta disciplina oriental en la mejora de la salud mental y física de las mujeres de Ruanda.

Lee la historia completa en Suite101: Yoga contra las cicatrices del genocidio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s